GOBIERNO DE SOLIDARIDAD Y EMPRESAS SE PREPARAN PARA LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA EN LA NUEVA NORMALIDAD

Playa del Carmen, Quintana Roo, a 04 de junio del 2020

• Sector restaurantero, uno de los pilares de la economía, ya cuenta con protocolos que deberán implementarse en los negocios

 

Con la Nueva Normalidad se prepara el municipio de Solidaridad, gobernado por Laura Beristain Navarrete, para la reactivación económica con protocolos de salud, higiene y seguridad que deberán observar los negocios para prevenir contagios de COVID-19 a sus empleados y clientes.

Las medidas van de acuerdo a los lineamientos técnicos específicos para el retorno a las actividades económicas establecidos por las Secretarías de Salud, Trabajo, Economía e IMSS, publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Amanda Degyves Carral, secretaria de Desarrollo Económico, Turístico y Atracción de Inversiones, recordó que la apertura de las actividades económicas será paulatina, escalonada y siguiendo el semáforo epidemiológico.

Precisó que a partir del primero de junio inició la Nueva Normalidad -solo para actividades esenciales-, pero Quintana Roo se encuentra en semáforo rojo; entonces, el proceso de reapertura de actividades secundarias dependerá de lo que determinen las autoridades de salud a nivel estatal y federal.

En tanto ha estado trabajando en coordinación con cámaras y asociaciones empresariales, comerciales, restauranteras y hoteleras en la familiarización de las normas y protocolos que deberán implementarse al interior de los negocios.

La funcionaria, manifestó que, en ese sentido, el sector restaurantero se encuentra adelantado y ha definido criterios que se deberán respetar en los establecimientos con lineamientos generales de sanitización e higiene del lugar y el personal, reducir el contacto físico con los comensales a través de menús desechables, digitales o con código QR, cambiar y desinfectar la mantelería después de cada servicio, los buffets y barras deberán contar con barreras anti estornudos.

Se limitará el pago en efectivo y a su vez se fomentará el uso de métodos electrónicos.

En los negocios, se deberá contar con barreras físicas para evitar el contacto entre clientes, empleados y proveedores.

En el caso del personal, en las áreas comunes los lavamanos deben estar en condiciones adecuadas, limpios y con un buen suministro de agua, jabón y toallas de papel desechables; dispensadores de alcohol gel a disposición en puntos estratégicos.
Se observará en todo momento la sana distancia y la separación de las oficinas con áreas de producción, además, los trabajadores deberán contar con equipo de protección personal: cubre boca y caretas.

“Por instrucciones de nuestra alcaldesa, Laura Beristain, hemos trabajado muy de cerca con todas las asociaciones, consejos y cámaras empresariales, así como sindicatos, líderes y comités de comercio para que trabajen en sus protocolos sanitarios para la Nueva Normalidad”, concluyó Degyves Carral.

Compartir en...

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en google
Google+
Compartir en twitter
Twitter